Tratamientos Faciales

“Piel joven por más tiempo”
PEELING FACIAL
Peeling Felúrico

INFORMACIÓN

El ácido ferúlico es un antioxidante natural de origen vegetal que se extrae de las moras y las aceitunas. Un compuesto que forma parte de los llamados ácidos hidroxicinámicos cuya principal función es servir como antioxidante, previniendo el envejecimiento celular. Se utiliza principalmente en la industria cosmética debido a su potente efecto protector contra los rayos ultravioleta, es por ello que se le encuentra en la gran mayoría de los protectores solares, en tratamientos de peeling  y en algunos cosméticos como bases de maquillaje, sobre todo aquellas que ofrecen un efecto rejuvenecedor, especialmente al ser mezclado con vitaminas C y E, lo cual aumenta exponencialmente sus efectos beneficiosos para la piel.

Peeling Glicólico

INFORMACIÓN

Este tratamiento que consiste en la aplicación, de una sustancia química llamada ácido glicólico, sobre la superficie cutánea con la finalidad de producir una renovación de las capas superficiales de la piel. Con esto se conseguirá un cambio en el aspecto y en la estructura de la piel.El ácido glicólico es un alfahidroxiácido (AHA) natural obtenido de la caña de azúcar, el cual presenta una perfecta tolerancia. El ácido glicólico favorece la eliminación de las células muertas de la capa más externa de la piel, al disminuir los enlaces que las mantienen unidas.

Peeling Salicílico

INFORMACIÓN

Es un peeling superficial que requiere una serie de tratamientos para dar resultados.
Se prefiere ácido salicílico en personas con piel grasa o con acné porque esta sustancia es liposoluble o sea se disuelve en grasa.
El ácido salicílico puede usarse en pieles sensitivas en concentraciones bajas. No es recomendable usarlo en pieles oscuras porque puede causar decoloraciones en este caso hay otros procedimientos más seguros y efectivos.

Peeling Láctico

INFORMACIÓN

El ácido láctico también pertenece al grupo de los alfahidroxiácidos y tiene bastante aceptación en la industria cosmética para mejorar el estado de la piel. El ácido láctico, se extrae de la leche y también existe en el organismo de forma natural, por lo que no produce toxemia, penetra más lentamente en la epidermis que otros ácidos y es especialmente indicado para pieles sensibles, secas o semisecas que no han soportado bien otros peelings más potentes como el glicólico o que se inician en las exfoliaciones profundas a través de los peelings químicos.

El ácido láctico no produce por lo general descamación ni pelado, aunque puede producirse enrojecimiento temporal de la piel dependiendo de la graduación del ácido y el tiempo de exposición, si esto sucede, se puede aplicar algún aceite o crema calmante para atenuar los síntomas.

Nuestras Marcas

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.